lunes, 30 de junio de 2008

Otra Huella

Lo que hice hoy no tiene perdón....
Cuando uno ofende a alguien es como cuando se rompe un copa,
por mucho que se pegue la grieta simpre queda.

7 comentarios:

María dijo...

Hola, vengo del blog de duende, y quise conocer tu blog.

Todos cometemos errores, somos personas y es algo inevitable, además de ellos aprendemos.

Las huellas, con el tiempo, se van borrando, en cambio, es muy dificil reprimir nuestros impulsos, cuando estamos enfandados o cuando estamos tristes, el llanto es un desahogo, y también nuestro enfado por lo que nos sucede, y reprimirnos no es bueno.

Te dejo un beso.

María dijo...

Vengo a darte las gracias por devolverme la visita, y por el regalo de tu comentario.

Te mando un beso muy grande.

Pablo dijo...

ehhhhhhhh
ya estamos de vacaciones?
suerte yo empiezo el 15

duende dijo...

Es cierto que algunos getos, y palabras, levantan muros a veces infranqueables entre las personas.
Pero tambien es cierto que tu has sido muy valiente reconociendo que te has equivocado.
Besos

Anónimo dijo...

hola amiga
me da gusto volver por aqui
espero que estes bien
yo estuve alejado porque ya no podia escribir
la inspiracion me habia abandonado
pero ya estoy de vuelta
espero que no me hayas olvidado
yo siempre me acuerdo de ti

te mando un gran abrazo y un gran beso

hasta pronto preciosa

Anónimo dijo...

paso a visitarte amiga
un beso

Pablo dijo...

ehhhhhhhhhhhhh cuanto tiempo no?